lunes, 30 de septiembre de 2013

Querido diario.



sabes... esas relaciones que se mantienen con un alfiler porque uno no acaba de creerse que las cosas tienen un principio y un final tanto si son buenas como si no y vas dando una oportunidad tras otra y el alfiler aguanta lo que le echen porque para eso es de acero pero los agujeros se van haciendo cada vez más grandes por culpa del roce y la presión que ejerce sobre los bordes del objeto sujetado...no hubo entendimiento posible hablábamos lenguas diferentes tres meses duró la experiencia breve como los enamoramientos veraniegos llega un momento de hastío y de lucidez en el que la decisión de abandonar es irreversible gritas ¡no aguanto más! ¡multiplícate por cero! salí de aquella casa volando porque no me importa empezar de nuevo enfrentarme a lo des conocido me sobra valor sientes un alivio tan grande que te entran ganas de saltar y bailar aunque sólo dure un instante porque caes en la cuenta de los daños colaterales que ocasionas a la familia pero ya se sabe que con el tiempo casi todo se perdona o se olvida o se acepta lo entenderán y podrás repetir cuantas veces lo necesites al fin y al cabo cada uno tiene que vivir su propia vida es injusto que otro lo haga por ti.


6 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Querido diario: Tienes la enorme suerte de que te confíen esos pensamientos que conforman la vida. Ya ves, un alfiler y unos agujeros retratan la pura y dura existencia. ¿Sabes? Y la aguja y el hilo no son remedios suficientes.
Me ha gustado tu escritura... pese a los daños colaterales.

· VVRTSdCLRS

· CR · & · LMA ·


d:D´ dijo...

Hay qué ser muy gallina para escribir esto, o ser gallito de pelea para no escribirlo...
¡No!, Espora...¿Pienso, es al revés?
Hay qué ser muy gallo de pelea para no escribirlo, o muy gallina apara escribirlo...
¡No!. No es así ¿Pienso qué?
Hay que tener güevos de corral...para escribir así y, a su vez, alimentar una granja de abejas cuando se quedan sin comida para el invierno
¡No!...Tampoco es esto ¿Qué tendrán que ver las mariposas con las gallináceas?
Ahhh, ya sé de saber, qué no de sabor...
Nos cuenta el cuento que estando una mariposa libando vino una abeja chinchando con su aguijón y ésta tuvo los testes de hacerle frente con su trompa y que la abeja cuando viola se quedó perpleja y dijo: -Ohhh, my god, god, good, good (lo cual es una redundancia típica de los creyentes, como lo guzmán y el bueno)
Una gallina que por allí pasaba sintió la llamada feromónica y a la tan perpleja dejó suelta zampándose a la volvoreta.
Moraleja:
Más vale volvo entre manos que volvoreta de dos tiempos
¿Pero qué fue de la mariposa?
Ésta conocía el vuelo del moscardón que le enseñó un tal Rimski-Kórsakov en su gimnasio y pudo zafarse del picotazo...

Otro día cuento como le fue a la abeja amiga de una oveja...manchada y otra trigueña... :)))´
Pues eso...
·Ddeicaludos·VSV

luzbelguerrero dijo...

¡Así, con dos huevos, aunque le digan gallina por ello!

karras dijo...

Conteniendo la alegría estoy.
Desde que vi las dos "uves" no me cupo duda.
Si que leches, en los similes de las aves es el avestruz es quien esconde la cabeza y tu de avestruz tienes muy poco, si acaso de ave del paraiso jajaja.
Dame tiempo para ponerme al día contigo porque me he perdido muchas cosas buenas desde hace un tiempo. Besotes y que bueno que viniste.

virgi dijo...

¿Volvo, me dije? iré por allí. Y aquí está, claro. Esa nitidez en las fotos me encanta. La gallina te observa, ten cuidado porque son muy envidiosas.
Montón de besos

a volvo dijo...

Sé que os tengo un poco mareados con tanto cambio pero es que no había posibilidad de entendimiento con la otra plataforma: si ya me resultaba complicado publicar (culpa mía por no dominar ninguna lengua), a la hora de comentar en otros blogs era una pesadilla.

No es fácil encontrar un lugar dónde quedarse, aunque sea por un tiempo.

Gracias a todos por vuestra paciencia.

Dejo besos.