sábado, 12 de diciembre de 2015

Este blog es morao.




Me sumo a   lapurple20D.tumblr.com  y me retiro a reflexionar a qué hora iré a votar el día 20.

¡Ains! Qué pena que no tengo facebook ni Twitter! Me siento obsoleta pero ... sonrío.

* * * * *

Y así quedó repartida la tarta el día después. 

Para quién no lo sepa, debido a la Ley D' Hondt los votos no tienen el mismo valor en unas comunidades que en otras, lo cual quiere decir que, incluso a la hora de votar, los derechos (las posibilidades) de los ciudadanos son descaradamente manipulados. Por poner un ejemplo muy sencillo: al partido del (des)gobierno una barra de pan le ha costado 52mil y pico €, mientras que a IU le cobraron casi 500mil y se ha tenido que quedar sin comer. ¿Dónde está la igualdad? Sigue desaparecida. Ni ha venido, ni se la espera. A no ser que cambien la dichosa Ley. Para conseguirlo, hay que pedirlo a voz en grito, que es como se suelen conseguir las cosas en este país. Para quien quiera gritar: este es el enlace para poder hacerlo, sin tener que dejar el calorcito del sofá de casa. ¡Luego no vale quejarse, ¿eh?!


miércoles, 25 de noviembre de 2015

Sous le ciel de Paris.




Para ver lo que sucede bajo el cielo de Paris tienes que hacer clic aquí.


sábado, 14 de noviembre de 2015

Las flores del mal.

...La Haine est un ivrogne au fond d'une taverne,
qui sent toujours la soif naître de la liqueur
et se multiplier comme l'hydre de Lerne... (C. Baudelaire)




El odio es un borracho al fondo de la taberna, que constantemente renueva su sed con la bebida.
 Charles Baudelaire



In memorian víctimas de los atentados de ayer en Paris.


lunes, 26 de octubre de 2015

Asunto zanjado.



Contra todo pronóstico, o no, los que debían resolver el dilema se perdieron con extraños razonamientos por los cerros de Úbeda. Así que,  rebajando los humos, dejando a un lado el amor propio y con el rabo entre las piernas  decidieron (casi por unanimidad) recurrir a los servicios de los prestigiosos, aunque desconcertantes, Mor Tadelo y Fil Emón,  asumiendo de mala gana que un punto de vista opuesto suele concluir en un gran descubrimiento. Estos, que ya habían seguido el caso con interés, se descojonaron con la propuesta, encantados de la vida con la posibilidad de volver a tirar por tierra las teorías hiperrealistas. Aceptaron el encargo, claro. Y en menos de dieciséis líneas, batiendo su propio récord,  presentaron las conclusiones de sus pesquisas a las autoridades (in)competentes, en un folio Galgo mecanografiado con una Hispano-Olivetti M40 de toda la vida.

"El artista de marras nunca existió; se trataba de un menda que pasaba por el lugar y tuvo la mala suerte de que lo pillasen con los ojos demasiado cerca de las nalgas intentando leer lo qué rezaba el tatuaje. Lo que demuestra, nuevamente, que no hay nada peor que estar en un lugar en el momento y hora equivocados, y que las apariencias engañan que no veas.  

Dicho lo anterior, estamos convencidos de que el melón (o coco) nunca se perdió sino al contrario: como el corazón iba por su lado, la mente, harta de estar harta, siguió divagando por el suyo abandonando al susodicho a su suerte. Aparentemente, el cuerpo está incorrupto por el efecto curtidor del salitre, sin embargo, al interpretar las señales que Uds. ni vieron, apostamos unos vinos a que tiene el motor hecho unos zorros por el abandono autoinfligido. La prueba es que no hemos encontrado ni una gota de sangre que confirme lo contrario. Es cuestión de tiempo que se produzca el reencuentro porque, estadísticamente, no sirve de mucho tener demasiado seso sin sentimiento, y viceversa. Ambos están condenados a entenderse, aunque sea un poquito así, sí o sí.

Hay gente a la que le cuesta tanto alinear correctamente cuerpo/mente que ni practicando yoga a diario se reestructura:  acaba más perdida que un pulpo en un garaje sin saber que el remedio, a veces, por supuesto, es tan sencillo como echarse un buen... rock and roll, consigo mismo, sin necesidad de ir más lejos." 

Firmado: Tadelo&Emón.


domingo, 27 de septiembre de 2015

Génesis.



Estimados espectadores, interrumpimos la emisión de la programación para ampliar las últimas hipótesis relacionadas con la noticia que nos tiene a todos en vilo. 

 Continúa la incognita sobre el cuerpo aparecido hace una semana en la playa de La Malva rosa y cuyo responsable, supuestamente,  fue el ciclón Agosto. Los expertos no coinciden en cual ha podido ser el motivo por el que el artista dejó incompleto el monumento; unos dicen que se le fue la olla, otros que era un fanático de la Victoria de Samotracia, otros que se trata de una performance, otros que si lo pilló su madre con las manos en la masa... Otros no saben o no contestan. En un intento por aportar un poco de luz a este caso, hemos preguntado a nuestro colaborador ocasional,  profesor Jimenez, para conocer su opinión. 

"Dadas las circunstancias en que éste fue hallado,  es posible que el autor  considerase del todo inútil ponerle cerebro, -ha sentenciado el experto. También puede ser que el chaparrón se llevase por delante lo más endeble de su anatomía, o que el cuerpo tomase vida y lo invitara a una noche de parranda. No se debe descartar ninguna suposición. Y si avistan por los alrededores un melón sin pepitas rodando sin dirección  es probable que le pertenezca, pero dudo de su capacidad para admitirlo; es fácil perder la cabeza si no está bien amueblada. 
De todas formas, ese bikini de conchas auténticas... me trae a la memoria la sombra de una sirena varada (no sé si boca arriba o panza abajo) muy cerca del mismo lugar, sobre las rocas, en 2009, y de la que no se ha vuelto a decir ni pío... Hilando los dos acontecimientos, me pregunto si no se trataría de una metamorfosis frustrada... -añadió circunspecto, sembrando el aire de misterio."

El profesor nos ha dejado con más dudas, sin duda, valga la redundancia.
Les ampliamos la única foto que se ha hecho pública, por si alguien reconoce los glúteos, o las pantorrillas, y puede aportar algún dato que ayude a esclarecer este extraño suceso.

Por nuestra parte, aquí podrán encontrar información contrastada por el equipo del departamento de investigación de este informativo local.

Gracias por prestarnos su atención y sigan disfrutando de su espectáculo favorito.


miércoles, 9 de septiembre de 2015

Coming soon.


Es que... me cuesta un montón despegar de tanta dadivitcani estival.
Voy a por cigarrillos, a ver si pierdo por el camino el pánico escénico que me causa pensar en el trending topic  #volvovuelve, y ahora regreso.


domingo, 21 de junio de 2015

a volvo se fue.



Ya me gustaría decir que me he ido en plan Eva María pero la realidad es que la época estival, que para mi  empezó hace semanas con el desfici de la contienda electoral, se convierte cada año en una carrera de obstáculos. No voy a entrar en detalles porque sería muy aburrido. Lo que sí puedo decir es que entre col y col lechuga, que traducido significa que busco momentos para observar el descanso de los demás y la tontería que parece generar el calor en el personal, mientras me churrusco tomando el sol.

A pesar de todo, he debido alcanzar un grado de tostado bastante apetecible porque, el otro día, en el bar donde acostumbro a tomar el café, se me acercó el bombero jubilado preguntándome que cómo estaba, mientras me sobaba los brazos con sus tentáculos en un acto de relativa confianza y subjetiva familiaridad. Para ser sincera no sé si era una pregunta retórica o una afirmación. Me inclino por lo segundo porque mi ego lo requiere, y porque vi en sus ojos unas chispas incandescentes. Pero tampoco puedo asegurar si eran reflejo de las mías, provocadas por el inesperado contacto, o si se le habían quedado grabadas tras años jugando con fuego. Le contesté sonriendo generosa que bien; no era cuestión de ponerse a filosofar sobre injusticias divinas que nadie quiere oír, además, para el caso daba lo mismo: si no dispongo de tiempo para postear tampoco me sobra para gastar saliva en balde. Como soy de plástico fino también se me contagia la tontería debido, en mi caso, al desplome de defensas que provoca el agotamiento fisicomental, y la bajada de tensión a la que me somete el calentamiento estacional.

En fin, que.. como no soy Eva María, ni estaré en la playa ni me voy a olvidar de ti ni tú tendrás dudas de qué hacer durante mi ausencia. Que tengas un verano amable.

Te dejo un montón de abrabesos.


PD: Si la ocasión me lo permite, mandaré alguna postal.

lunes, 25 de mayo de 2015

Maya, te necesitamos.


Los problemas políticos son, en el fondo, problemas morales. Max Aub




Querida Maya, recurro a ti porque sé que no hay problema que se te resista. Tras conocerse los resultados de las votaciones que tuvieron lugar ayer, te ruego que a la mayor brevedad posible acudas en nuestra ayuda, iluminando a la izquierda de este país multicolor, antes de que la líen y  echen a perder el optimismo que invade al cincuenta por ciento de la población que vive en blanco y negro.

Ven volando!


jueves, 7 de mayo de 2015

El país de la guasa.


Según la última encuesta del CIS, el partido que actualmente nos desgobierna tiene muchas probabilidades de poder seguir haciéndolo tras las próximas elecciones del día 24, no con la mayoría de la que goza en estos momentos pero eso, en política, no es problema teniendo en cuenta que se le puede hacer ojitos a un ligue de conveniencia. A mi no me cuadran los números pero como soy muy atrevida voy a opinar. Si la mayoría de los españoles ya vive/vivimos desde hace tiempo una situación precaria a todos los niveles y una minoría vive por encima de sus posibilidades a costa nuestra ¿en qué coño piensa esa mayoría a la hora de votar? Sin embargo he escuchado que en Cataluña la cosa es muy distinta: ellos han decidido darle la vuelta completa a la tortilla. Ellos sí que han comprendido. ¡Ole sus huevos! Así me gusta la gente, con capacidad de decisión, arriesgada y sobre todo pensante. No me sorprende que cada dos por tres quiera pirarse de este cementerio poblado de zombis, para probar cosas nuevas. Yo, si pudiera, también pediría la independencia y, además, me haría futbolista. Y ahora que pienso... ¿Por qué estos se ponen en huelga precisamente ahora?


ACTUALIZACIÓN: La administración política de nuestros miedos, Marcos Roitman (eldiario.es)


jueves, 16 de abril de 2015

El jardín interior.


Dignissima igitur atque in primis affectanda pulchritudo est
his praesertim qui velint reddere non ingrata.*
L.B. Alberti




Si alguien piensa que tres estilos de decoración no pueden convivir en armonía, ya puede ir cambiando de idea.

Después de aquella mañana, mi vecina y yo entablamos una especie de amistad basada, en primera instancia, en algunos puntos comunes: la cafeína, la nicotina, la decepción y la debilidad por las rara avis. Puntos que, aunque no lo parezca, están relacionados  con un modo de vivir la vida: el de creer en utopías y tener que tragar por huevos una realidad hostil. Además, las dos éramos del mismo signo y cada vez que nos reuníamos podíamos acabar siendo cuatro o más, dependiendo del día, lo cual abría un montón de ventanas por las que escapar del asedio al que estábamos sometidas: ella por una soledad impuesta, yo por haber acabado, involuntariamente, en el asfixiante espacio que queda entre una espada y la pared. Me encantó ver cómo había conseguido reunir en noventa metros cuadrados tres paisajes que le entusiasmaban: la calidez del rústico, las líneas rectas del moderno y el colorista oriental, todo tan perfectamente dispuesto que parecía un estilo con nombre propio; los colores, las formas, las texturas, las proporciones me llevaban por un camino ondulante tan ecléctico como uno de esos jardines perfectamente diseñados donde nada falta y  sientes cómo la emoción derivada de su belleza va in crescendo a medida que avanzas por sus entrañas y al final, en el rincón más insospechado, aparece la singularidad que lo hará especial. En este caso era un jardín elevado, como los de Babilonia, con la diferencia de que la vegetación había sido sustituida por montones de palabras agrupadas en historias de viajes, fotografía, arte, poesía, novelas madurando sobre estanterías de madera que, a todas luces, habrían nutrido el pensamiento de sus lectores en un pasado no muy lejano. Descartes, Benedetti, Whitman, Espriu, Hernández, Valle-Inclán,  Salinas, Belli, Márquez, Beauvoir, Frankl, Kundera, Cioran, Saramago, Pessoa, Millás, Mendoza, Roig, Nin, Camus, Auster, Sender, Hesse, Neruda, Sábato, ... una lista de admirados autores, demasiado larga para memorizar.

Se lo hice saber. Me miró agradecida y al tiempo que un velo de añoranza se disponía a caer sobre sus ojos añadió "Viajábamos siempre que el viento nos era propicio... Todos esos lugares, con su peculiaridad, nos parecían el mejor para pasar el resto de nuestros días... Pero nunca nos decidíamos por ninguno en concreto porque eso significaba tener que elegir uno y no estábamos dispuestos a renunciar a los demás, así que, de cada lugar, traíamos algún objeto que nos permitía disfrutar de todos ellos...  mientras creábamos el nuestro propio".


* La belleza es un factor de máxima importancia y debe buscarse con empeño sobre todo por quien quiere hacer agradables sus propias cosas.


lunes, 13 de abril de 2015

Se apagó el fueguito más deslumbrante.


Mucha gente pequeña, en lugares pequeños,
haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo. 
(Galeano)



Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

El mundo es eso -reveló. Un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear y quien se acerca se enciende.

(de El libro de los abrazos)

Eduardo Galeano (1940-2015)



sábado, 11 de abril de 2015

Sabinera hasta la médula.



Si son más de las 20,30h de la noche de hoy 11 de abril y estás leyendo esto, lo siento pero no estoy. En estos momentos voy camino de algo así como imagino que debe ser... la gloria. Después de varios 19 días consecutivos, con sus sucesivas 500 noches, sin nada que llevarme a la boca, ni me derrita la vista, ni me regale el oído sé positivamente que dentro de un par de horas sufriré una especie de arrebato,  uno de esos momentos de éxtasis que ya le hubiese gustado saborear a Teresita: sentirse fuera de si totalmente, el espíritu fundido con el universo y con la piel del alma de gallina. No me he comido ningún hongo, ni ninguna pastilla, lo juro, pero tampoco me ha salido gratis. He tenido que marcarme una triatlón de padremuyseñormío zambulléndome en internet, pedalear detrás de un sueño y correr al borde del infarto para alcanzarlo. Salí  vencedora de la prueba y conseguí el premio: una entrada para el concierto de Sabina.

El esfuerzo (en este caso) ha tenido su recompensa, síiiiiiiiii. Sin embargo, una cosa te voy a decir: cuando algo, lo que sea, te interese de verdad de la buena no lo dejes en otras manos que no sean las tuyas pues corres el riesgo de tener que ir de culo por la desidia ajena. Pero de esto ya ni me acuerdo  y,  por mi, se puede morir el olvido mientras no lo haga iberdrola. Esta noche voy a salir con Él para hacernos unos ronroneos mientras nos contamos mentiras...  hasta que nos den las tantas.


miércoles, 1 de abril de 2015

Pasatiempos para la cuaresma II.



Intenta descubrir el mensaje de la foto, está algo confuso.

* * *

A veces tengo la sensación de que llevo un cartel pegado en la frente donde, alternativamente, dependiendo del lugar en que me encuentre, deduzco que se puede leer:

"Pregúnteme por la calle que busca"
"Se me puede tomar el pelo"
"No se acerque; muerdo"

Adivina cual suele leer la gente que presume de quererme.

* * *

Si te aburres durante mi ausencia, ahí va una pregunta  complicada para entretenerte:

¿En qué piensas, cuando no piensas en nada?

* * *

Y si consideras que no tienes tiempo para bobadas ni metafísica, ¡mejor para ti!


jueves, 26 de marzo de 2015

Saudade.


Saudade é nossa alma
dizendo  para onde quer voltar .
(Rubem Alves)




Un ruido grande y seco  me levantó de la silla donde tranquilamente tomaba el cafe de la mañana. Después de buscar su procedencia mirando hacia todos los puntos cardinales posibles, comprobé que el techo de la terraza estaba abombado en la parte izquierda, sobre mi cabeza. La vecina está en apuros, sospeché. A veces la sentía reprimir sus sollozos y la imaginaba como una Penélope mirando el mar, esperando el regreso de un barco a sabiendas naufragado. Subí las escaleras sin pisar los escalones, presintiendo una barbaridad fruto de su interminable melancolía. Llamé a la puerta, varias veces. Apareció con la mirada anclada a una vela inexistente. Tenía el ojo izquierdo lastimado, inflamado y ensangrentado. Con la confianza que nos unía, me invitó a entrar. La casa olía a desdén, a cajones  reventados de recuerdos; entre depresión y depresión me confesaba que no tenía hogar. Ya en la terraza,  señalando el suelo con media mirada, asistí al espectáculo más increible de mi vida: un lagrimón del tamaño de diez años yacía como un meteorito gelatinoso en el lugar del impacto. Abracé el alma de Soledad con ternura y aliviada pensé ¡Al fin has abortado una parte de tu congoja!. El tiempo no cura las heridas, dijo desolada contestando a mis pensamientos. Sólo las remienda, añadió al cabo de unos segundos, estirando los labios en amarga sonrisa. Y una vez más aprisionó el llanto detrás de los párpados. Y comprendí el sentido de las enormes bolsas debajo de sus ojos. 


domingo, 22 de marzo de 2015

Cada cual a lo suyo.






Nueve días después apareció en la cocina, volando desesperada, la orquídea. Revoloteaba ansiosa sobre la mariposa quieta y tranquila. Añoraba su pálida y estática belleza; la vida errante no era para ella. Si ambas tenían el mismo destino ¿por qué no volver a ser ellas mismas?
La volvoreta abandonó los pétalos y se marchó ejecutando lo que mejor sabía: abanicar el aire.


jueves, 19 de marzo de 2015

Adios al caloret de l'hivern.



Buñuelos de calabaza con chocolate a la taza.
Hay que probarlos, el placer no se explica.


Ninot.


Ninot indultado, salvado del fuego.
Falla Almirante Cadarso-Conde Altea.


Falla C/Almirante Cadarso-Conde Altea.


Falla c/ Maestro Gozalbo-Conde Altea.




Mascletà día 19-3-2015
Pirotecnia Valenciana de Llanera de Ranes. Aprox. 230 Kgs de pólvora.
Grabación realizada con iPhone desde el sofá, por gentileza del canal público.

La mascletà es mi momento  de la fiesta fallera. No es lo mismo verla en vídeo que sentir (contemplar) el espectáculo a pie de calle: el ruido atronador y el olor de la pólvora es una emoción que hay que vivir una vez en la vida. Si no lo has hecho ya, tendrás que esperar un año. Mientras tanto:

A esperar el caloret del verano que llegará justo cuando termine la primavera que, por cierto, empieza mañana que, por cierto, empieza con un eclipse de sol y que, por cierto, no podré ver porque está previsto que siga nublado y lloviendo... como desde ayer.


:)))


viernes, 13 de marzo de 2015

Surrealismo mágico.





Apenas hubo abandonado su crisálida, la volvoreta se posó sobre una rama y alardeando de su capacidad metamorfósica intercambió sus alas por pétalos. La orquídea, emocionada, se fue volando.


domingo, 8 de marzo de 2015

Transición continua.

No me pregunten quién soy, ni me pidan que siga siendo el mismo.
Michel Foucault





Esta es la breve historia de un ser que creció arrastrándose, que mudó a mariposa, que se convirtió en símbolo y que evolucionará hacia  sí-mismo entre la luz y las sombras.


martes, 3 de marzo de 2015

Pues eso...




Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación, porque por tu conciencia eres lo que eres y por tu reputación eres lo que los otros piensan de ti. Lo que otros piensan de ti es problema de ellos.
Albert Einstein.

domingo, 22 de febrero de 2015

Carnaval, bye, bye.




Las fiestas, cada una por motivos diferentes, me agotan. Salirse de la rutina es gratificante, sí claro, cuando puedes hacer lo que te viene en gana. Pensando en todas ellas (las fiestas), la más extenuante es Carnaval. Eso de tener la posibilidad de ser yo misma me resulta muy tentador y a la vez problemático pues llegado el momento no tengo muy claro a cual de mis personajes alumbrar. Todos pugnan por salir de fiesta y no sé a cual ceder la prioridad para que aproveche el despendole. Cuando era más joven no tenía tantas obligaciones la cosa no era tan complicada: cada día dejaba salir a uno  y lo vestía adecuadamente para lanzarlo a la calle y allá él con las consecuencias. Recuerdo un año en que provocando al destino salí toda de negro. Regresando al hogar, ya en el barrio, vino corriendo hacia mi ladrando como un poseso. Fue la primera vez que pensé que  un amigo te puede devorar. Él, sin embargo, es probable que pensara que simplemente perseguía una (futura) sombra. Pero mientras le gritaba "Yaqui, tranquilo, soy yo" estaba convencida de que aquella bestia que pesaba el doble que mi sosias me iba a dejar como un colador en la soledad más absoluta de la noche y que me encontrarían al día siguiente, demasiado tarde. El animal se paró en seco a dos metros. Me oliomiró y dijo guau, lo que interpreté como ¡ya te vale tía! y se marchó por donde había venido balanceando sus peludos kilos. Para desquitarme del susto, la noche siguiente, con el cubre de la mesa camilla por vestido y medio quilo de melancolía en la mirada dejé que se aireara unas horas la Sissi que llevo dentro. Los extremos se tocan, me temo. Así que para rematar la trilogía, el último día de festejos, a porta gayola esperé a ver quién aparecía por la puerta de toriles. Fue Ella, la tanguera. Subida en tacones de vértigo, con falda abierta por los laterales casi hasta las caderas, jersey de rayas horizontales blancas y rojas y un pañuelo de lunares apretándole el cuello se puso seria y soltando una bocanada de humo dijo "Aquí estoy yo". Pasó por delante de mis narices contoneando el trasero, dejándome boquiabierta preguntándome si a este lo conocía yo. Tres personajes aparentemente distintos que parecían salidos de una peli del gran Fassbinder.

Con el tiempo me di cuenta de que, me ponga lo que me ponga, el final siempre es el mismo.


viernes, 13 de febrero de 2015

Cóctel Ina.



Ingredientes:  Gaseosa Revoltosa + Dopamina + Feniletilamina

Mezclar, no agitar.

Adornar con un beso tatuado en el borde de la copa.


¿Tomamos uno y jugamos a derretirnos?


Nota: Las palabras o frases en azul, en los textos de las entradas, son siempre enlaces.


viernes, 6 de febrero de 2015

Dos en uno.




Hoy me ha tocado ducha total. Otros aprovechan esta oportunidad para tirar por el desagüe amores descarnados, yo tiro por ahí las malas noticias que se acumulan en mi cerebro a lo largo de la semana. Es el día de limpieza general: champú a la quinina, gel de amapolas ¡ostras, no queda suficiente! pues lo mezclo con el de rosas que se han empeñado en traerme a toda costa los reyes. Gel íntimo neutro ¡menos mal! Los pensamientos se van empapando de espuma rosada y hasta creo en eso de que todo el mundo es bueno, incluso demostrando  lo contrario. Me seco a golpecitos con la toalla en un acto de falso amor propio. Leche de almendras y avena para desacartonarme la piel, nunca he creído esa mentira de que los potingues te devuelven a la infancia. Y por supuesto la crema facial, que me deja un aroma a cítrico que a veces pienso que es la responsable de mi personalidad tan ácida. Unas vaporizaciones de Eau dynamisante y ¡Toma ya, soy otra persona! Hay gente que sólo se fija en las apariencias. Personalmente procuro meterme más adentro, con todos los riesgos que eso conlleva, para no caer en su mismo error. Pero nunca ninguna conclusión es definitiva así que dejo esta reflexión flotando en el aire que da un toque masculino al juntarse con el frescor ice blue del desodorante. 

Se ha hecho tarde. Me pongo cualquier cosa para bajar a por el pan antes de quedarme sin el componente principal para cualquier bocadillo que se precie. A mi regreso me cruzo en el ascensor a la vecina del quinto que sale protegida por su abrigo de piel, su pelo de peluquería y su  m a r i d i t o. Me mira de arriba abajo. Le leo el pensamiento. El mío es más hermético, ha quedado escondido detrás de una sonrisa y un buenos días huérfano.  Me toca tragarme los restos de su caro perfume, mal elegido, que ha dejado de ambientador en el habitáculo. Catorce pisos sin respirar. Entro en casa abrumada.  El olor a café se resiste a abandonar el hogar y empiezo a experimentar una especie de psicodelia olfativa que tumbaría patrás al mismísimo Grenouille.

Pensaba que la colada despejaría mis ideas como a los actores cuando salen tan frescos del jacuzzi y me contagian el espejismo de que la vida es confortable, benevolente y bella pero, no sé por qué, estoy más confundida que antes de entrar en el cuarto de baño. 


viernes, 30 de enero de 2015

Ocho prendas de Cris.



Gastón no estaba muy seguro si lo que sentía era arrepentimiento por haber ligado con aquella muchacha de tez pálida, muda y ojos almendrados. Los cocteles caseros suelen ser traicioneros. Sin embargo la tenía tan a mano de sus vidriosos ojos que se preguntaba si debajo del abrigo negro hallaría algo más de color. Se aproximó un poco más, dispuesto a comprobarlo. La liberó del abrigo. Debajo, apareció un jersey marengo y el plomo de unos pantalones ajustados dibujando la esbelta figura. Cristina perdía la voluntad a medida que aumentaba la temperatura de la calefacción central. Le quitó las botas, dejando desnudos unos pies de lana gris y bajo el pantalón encontró unas culottes del mismo color. A punto de perder la esperanza, con la ilusión de quien abre un regalo, Gastón deslizó el jersey hacia arriba para que emergiera la mariposa. Síiiii, -gritó para sus adentros, aquí está el campo de amapolas. Desenganchó los corchetes del sujetador gris con florecitas rojas y emocionado  se preparó para el colocón  que le ofrecía la naturaleza en el atardec...

- Por favor, señor - retumbó la voz femenina por encima de su conciencia. Podría apuntar mejor con la linterna, me parece que en este halógeno hay un cable quemado.


sábado, 24 de enero de 2015

Manitas, manazas y patas.




- No, gracias, no estoy interesado en comprar nada -se disculpó Gastón observando a la mujer al otro lado de la puerta. Pequeña, delgada, con una elegante bolsa de papel de Purificación G. en la mano derecha, bolso de piel colgando del hombro izquierdo, maquillada, interesante, ...
- Soy la fontanera.
-Ah, disculpa. Pasa.

La llevó por el pasillo hasta el salón.

- ¿Puedo dejar el abrigo y el bolso aquí? -preguntó ella señalando el sofá.
- Sí claro, ¿cómo no?.
- ¿Dónde está el enfermo? -indagó Remedios recogiéndose el pelo en un moño rápido.
- El plato de la ducha no desagua. Y el lavabo gotea por la pared...
- Pues vamos a ver lo que se puede hacer por ellos.
- Pensé en poner algún producto con sosa -intentó justificar el ingeniero camino del cuarto de baño, pero como el trozo de tubería que se ve es de plástico, y la sosa coge gran temperatura... Además no me gustan los productos químicos.
- No te preocupes -intentó tranquilizarlo mientras pensaba ¡un ecologista!. Tengo lo que necesitas. ¿Te importaría calentar un poco de agua?
- ¿Templada o cal... ?
- Mejor bien caliente, en ebullición es más efectivo.

Mientras Gastón calentaba un cazo de agua en la cocina, Remedios se afanó con la gotera del lavabo. Separó el embellecedor de la pared, tiró suavemente de la tubería hacia ella, la limpió y volvió a situarla donde estaba. Sacó de la lujosa bolsa un tubo de silicona y procedió a sellar el contorno de la tubería en su unión con la pared.

- Aquí tienes el agua.
- Déjala en el suelo, cerca de mi. Vamos a jugar a chamanes.

Gastón se apoyó en el faldón de la puerta, con esa manía de observador, sin parar de hablar mientras Remedios vertía en el desagüe de la ducha medio vaso de bicarbonato e inmediatamente después añadía otro de vinagre. La reacción fue instantánea. Con un eructo impresionante la boca del desagüe regurgitó un efervescente líquido pardo que se esparció por los aledaños del agujero.

- Y ahora ¿qué? -gimió preocupado dando un respingo con los ojos  desorbitados.
- Cuando baje el espumoso, tiraré encima el agua para que vomite hasta las uvas del año pasado.

El agua reanimó ligeramente la combustión y acto seguido desapareció por el sumidero. Remedios abrió el grifo de la ducha para comprobar la eficacia de la pócima y el agua limpia resbaló hacia su destino sin oponer resistencia.

- ¡Qué curioso! -exclamó Gastón, sabía que el vinagre tiene un poder antical, pero ignoraba lo del bicarbonato.
- Te recomiendo que pongas una rejilla para evitar que se cuele algo más que las burbujas del gel. Repite la operación periódicamente y no sufrirás otra indigestión, además va bien para eliminar los malos olores.
- ¿Y el goteo del lavabo?
- He sellado la holgura con silicona. Intenta no utilizarlo en unas horas y vuelve a poner el embellecedor en su sitio: sólo tienes que deslizarlo, girándolo con mimo sobre la tubería, hasta la pared.

Remedios desapareció en el ascensor y Gastón se quedó pensando... en la caja de las herramientas.

Llamaría al electricista. No le gustaba nada el parpadeo de uno de los halógenos de la habitación.


domingo, 18 de enero de 2015

Neuronas congeladas.



Tengo todos los síntomas, internos y externos. Le ha precedido una escueta misiva sin letras, sin saludo. Sólo un garabato de trazo firme, a modo de rúbrica, realizado con jugo de limón. En el exterior, las melenas de las palmeras bailan a un ritmo rockandrollesco rozándose entre ellas y las ropas tendidas en las azoteas se elevan como mariposas gigantescas  huyendo inútilmente de no se sabe qué. Siento frío. Un frío helado que penetra por los dedos de los pies y galopa desbocado por mis arterias hasta llegar al contenedor "azul", donde, a tiempo parcial, se dedica a hacer collages con lo que encuentra. Construye imágenes absurdas mezclando sílabas traspapeladas con paisajes difuminados en el inconsciente. El resultado es un monstruo hecho a la medida, personalizado, que acude a la llamada silenciosa del estado anímico; un presumido de manto de armiño enfrentado a una amapola. Pero juego con cierta ventaja; hace tiempo que nos retamos y sé que sus armas vienen marcadas con fecha de caducidad. Se derretirá cuando me vea sacar el mechero de la cintura y lo despida como a un ser querido, con la esperanza de que algún día lleguemos a reconciliarnos este misántropo estacional y yo.


miércoles, 14 de enero de 2015

jueves, 8 de enero de 2015

De luto riguroso.





Paris, 7 de enero de 2015, 11 a.m. Nuevo intento asesino contra la Libertad de Expresión.


domingo, 4 de enero de 2015

jueves, 1 de enero de 2015

¡Feliz Travesía Nueva!



¡Chin!  ¡Chin!

Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos.

Fernando Pessoa.


Nota: Esta entrada es programada, pero no quería dejar de brindar por el nuevo viaje que tenemos por delante.