sábado, 26 de octubre de 2013

Ondas hechizanas.




 Hace mucho tiempo, encontré una preciosavieja radio a los pies de un contenedor de basura, en el mismo lugar donde hallé, también, el castillo de los sueños rotos. Seguro que no dice ni mu -pensé, eso es lo de menos para una amante de las ruinas. La limpié de dentro hacia afuera, y por fuera, toda ella,  hasta dejarla tan reluciente que pudiera darme el sí de pecho.  La enchufé y ¡sorpresa! emitía ruidos. Con el índice y el pulgar rebuscando en el dial,  escuché un tímido Ven a la 69puntoG ... Afiné un poco más. Entre interferencias y silencios, un sorprendente tiene el corazón una oficina me empujó a seguir intentándolo  da clas de morb Mesa ina ... vamos a soplar la ray del amanec ... sere tu confesion, tu pomada ... Ven ... si te da la espalda la almohada... Durante una semana perseguí aquella frecuencia hasta que conseguí fijarla.
No había más emisoras, ni hacia la derecha, ni hacia la izquierda. En el centro, en la 69.G  , la voz de un tipo convincente me ofrece compañía a cualquier hora. Hasta creo que me ve.

De vez en cuando se pierde la frecuencia modulada, pero enseguida la encuentro.


5 comentarios:

virgi dijo...

¡Ah, precioso comolo has contado! Lo que cuesta encontrar compañía adecuada, hay que trabajárselo.
Tu generosidad se ha visto compensada, me me ha encantado todo: la radio, la historia, la forma de contarla...y la fé, eso!
Un beso a tu corazón ingenioso.

karras dijo...

Fijate como son las cosas viejas las que conocen verdaderamente la clase de información que nos interesa.
Esa "radio" es como todo lo bueno, un empujoncillo de nada y funciona mejor que la nuevas. De echo conozco muchisimas nuevas que ya quisieran seguir funcionando así. Besotes.

ñOCO Le bOLO dijo...


yo te diría... que con ese medio ojo solo ve verdades a medias, el resto lo imagina.
Menos mal que Sabina nos cuenta lo sustancial.
Tendré que mirar lo pies de los contenedores de basura... hay tesoros.

· VVRTSdCLRS

· CR · & · LMA ·


Piruja dijo...

Hola volvo, nunca se sabe lo que detrás de lo que para unos no vale nada para otros puede ser como un amigo que siempre te acompaña sin pedir nada, quien sabe, quizás era vuestro destino juntaros de esa manera.
Al ver la radio me has traído recuerdos de niña cuando en casa teníamos una radio de estas que por cierto ahora la tiene una de mis hermanas:), y como te decía mi madre escuchaba las novelas que entonces se radiaban, cuando llegaba yo del cole me ponía a su lado y la acompañaba:), lo siento me enrolle.

Besos.

Esmeralda dijo...

Estupenda radio, tengo una de esas, quizás más antigua pero dejó de funcionar... ahora para oír a Sabina hecho mano de algún archivo de sonido ... siempre quedará youtobe.

Que me ha encantado tu texto

Un fuerte abrazo