martes, 18 de febrero de 2014

Navegando las noches.




La noche, navegando
como ayer,
como siempre,
por aguas de silencio,
de calma,
de misterio.
Y el campo, las ciudades,
los árboles,
lo inmóvil,
rodando por el aire,
como ayer,
como siempre,
a miles de kilómetros,
hacia el sol,
hacia el día,
para seguir de nuevo,
sin descanso,
sin tregua,
el mismo derrotero
de oscuridad,
de estrellas.

¡Qué motivo de asombro!…
¡Cuánta monotonía!

Oliverio Girondo (1891-1967)



7 comentarios:

karras dijo...

Si, es asombroso como a pesar de todo, ese todo sigue igual.
Como siempre te mando muchos besos, como siempre.
Bueno para salirme de la monotonía te mando uno más.

Entre palmeras... dijo...

Girondo, con sus letras inmensas, penetra en la noche y cabalga de día, por el mismo derrotero de todos, como siempre, como siempre...

Gracias por traerlo, hacía tiempo que no leía ese poema.

Abrazos, volvo y un lindo resto de semana.

Piruja dijo...

Hola volvo, bueno no soy de mucho poema y no tengo el don de sacarles el significado:), aquí lo que llego a entender esque hay mucha monotonía y eso si que no, debemos romperla ya que si no nos aburrimos mucho:)

Besos.

virgi dijo...

Y nosotros, aquí, tan ínfimos.
Besos besos

Esmeralda dijo...

Siempre, siempre hay que estar alerta de lo contrario la monotonía se hace inseparable.
Con esa copa un poquito llena todo solucionado...:e gustan esas transparencias y reflejos.

tD++++b

ñOCO Le bOLO dijo...


Diría lo que Piruja dice...
Creo que todo el mundo ha estado perdiendo los ojos tratando de encontrar tu imagen en esos reflejos.
Todos... menos yo.

· VVRTSdCLRS

· CR · & · LMA ·


Marie dijo...

nice colors and composition.