domingo, 22 de marzo de 2015

Cada cual a lo suyo.






Nueve días después apareció en la cocina, volando desesperada, la orquídea. Revoloteaba ansiosa sobre la mariposa quieta y tranquila. Añoraba su pálida y estática belleza; la vida errante no era para ella. Si ambas tenían el mismo destino ¿por qué no volver a ser ellas mismas?
La volvoreta abandonó los pétalos y se marchó ejecutando lo que mejor sabía: abanicar el aire.


11 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Te diría que hace unos vuelos muy poéticos, aparte de su natural errático.
Y te diría que todo va bien mientras no venga a posarse en mis berzas... cuando las tenga.

· VLVRTSdCLRS

· CR · & · LMA ·

Piruja dijo...

Hola volvo, siesque no puede ser querer algo distinto a nosotros, debemos ser nosotros mismos con defectos y todo lo que nos acompaña, luego pasa lo que le paso a la volvoreta, nunca estamos conformes con nada:), me encanta lo de "abanicar el aire", felicidades poeta:)

Besos.

Ginebra dijo...

jajajajajaja, lo de las berzas de Ñoco ha estado bien!!!!
Me gusta la foto y el tratamiento que tiene, ese aspecto envejecido que ya nos has mostrado alguna que otra vez (tienes que decirme cómo se hace:)

La orquídea mariposa quiere volar, pero no tiene alas; la mariposa quiere parte de la belleza de la orquídea, pero no tiene paciencia para estar plantada en un macetero. Ambas se respetan y se admiran, aunque a veces también se envidien...
Besos

ñOCO Le bOLO dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Pieris_brassicae

S. dijo...

La volvoreta me ha dejado su imagen abanicando sofocos etéreos al aire. Sólo por eso ya tenía que existir. Sus aventuras son más excitantes ya que son un viaje por lo agradable al buen gusto y lo bello.

La utopía de Irma dijo...

Pues yo creo que no se posa al final en las berzas de Ñoco cuando las tenga.

Besines utópicos, Irma.-

José Núñez de Cela dijo...

Imagino un aire abanicado, lleno de pétalos disfrazados de mariposas.

RECOMENZAR dijo...

No entiendo a los que comentan
sonrio...
me gusta la foto
y te aplaudo porque sos un desafií

Esmeralda dijo...

Ellas son muy bellas y envidiadas pero se colocan, sin ningún miramiento, donde quieren.

Me gusta mucho la foto, ese aire retro le va muy bien

tD++++b

Bricd dijo...

Y a mí que lo que me gusta es ser un berzas.

Le contaré algo: Tenía yo un renglón derecho, de esos de labranza, a puro sacho que sabe de los que se dan al golpe, sin tiento, con aplomo.
Y cuando mejor me salía, más recto
iba derechito al infierno.
Luego, una tarde de nubarrones, habiendo yo dado plántulas al terrón del medio y dejando que la misma se cubriese por encima un poco esperando sudado otro tanto de riego, vino un aguacero tremendo, de esos de entierro
y me llevó todo torciendo lo labrado
y destruyendo el huerto.
Maldije el día que nació el universo
y me quedé empapado con lágrimas, llantos y rabias tanto que hoy hecho un berzas voy por ahí dando tumbos allí donde me precisan para sacar cuanto puedo de la tierra ajena pues de la que yo planté nada obtuve y nada tengo
Por eso soy un berzas, cómo las del
cántabrogalaico o viceversa.
Salú

volvo dijo...

Ñoco, te diría que alguna te caerá. Porque si esta apareció, en su etapa de larva, en las que tenía plantadas en una jardinera, en la terraza.... Tuve unas cuantas que tomaban el sol sobre las hojas y de paso desayunaban más rápido que yo. Se ve que alguna se camufló y aún no comprendo cómo fue a parar a la orquídea que está a bastante distancia. ¡qué misterio! :)) VVRTSdCLRS para ti también.


Efectivamente, Piruja, no deberíamos pretender ser otros porque nadie mejor que nosotros sabe interpretar el papel que "nos ha tocado" en suerte :) Besos para ti también.


Creo, Ginerbra que es inevitable, en algún momento, desear "ser" como el vecino sin darnos cuenta que ese deseo está más fundamentado en lo que imaginamos sobre los demás que lo que puedan ser realmente. Tal vez, el vecino también esté pensando en lo mismo :)) (No he encontrado tu e-mail). Besos para ti también.


Gracias por la información, Ñoco.


Tienes razón, S., son tan bellas y tienen tan buen gusto que si no existieran habría que inventarlas. Siento por ellas una especie de debilidad y no me importa demasiado que se comieran mis berzas. Besos.


Eso habrá que verlo, Irma, a ver si tiene el valor de contárnoslo :)) Besines para ti también.


Qué bonito suena eso, José! Besos.


Después de lo que acabo de contar, espero que te hayas podido hacer una idea, RECOMENZAR. Gracias.


Son tan frágiles... Alguna ventaja tenían que tener, no crees Esmeralda? tD+++ a ti también.


A veces pasan esas cosas, Bricd, que uno se esfuerza... para nada. Aunque por ese verde de su campo me parece que la cosecha no será tan mala. Salú para Ud. también.