miércoles, 25 de diciembre de 2013

Golpe bajo.





Pasa en silencio la Santa compaña en homenaje a Germán Copinni (1961-2013), fundador de Golpes bajos, que se ha ido en una noche buena, un momento como otro cualquiera salvo que, en una noche así, no se escuchan noticias relevantes.  Que el destino te marche tan pronto de la vida es un golpe muy bajo que nunca llegaré a aceptar, aunque me empape de mil filosofías.  Él, como tantos otros músicos de los 80/90,  forma parte del repertorio de la época más divertida de mi vida.  Tal vez porque aquello quedó muy lejos, hoy, estoy detrás de esta ventana, viendo pasar fantasmas.


3 comentarios:

Sergio DS dijo...

Esencial para la música de este país, malos tiempos...

Piruja dijo...

Hola volvo, yo me entere cuando me iba a la cena de nochebuena que me lo dijo uno de mis cuñados, y la verdad que si es un "golpe bajo", aunque no era seguidora de ellos hay que reconocer el trabajo que hizo, siempre es una pena estas noticias y siendo un componente de la época dorada de la musica en nuestro país, pero isa es la vida y debemos aceptar, recuerdalo como bien has dicho la época mas divertida de tu vida y no viendo pasar fantasmas.

Besos.

ñOCO Le bOLO dijo...


Yo te diría que el destino es una putada. Mira mis blog y al fondo verás un reloj que lo cuenta todo, muy bien contado.
En este breve instante que estamos 'aquí' solo recibimos golpes bajos, donde más duele. Hoy a tocado cerca.

· VVRTSdCLRS, hoy negros

· CR · & · LMA ·