lunes, 8 de febrero de 2016

El año del mono.



Feliz Año Chino, 4.714
(nos estamos quedando atrás en todo)

Aquí se puede encontrar una explicación amena de sus particularidades, y alguna curiosidad que otra.


9 comentarios:

Entre palmeras... dijo...

Interesante, me ha gustado mucho leerlo, y justo comienza empezando la semana, eso de muchos nacimientos me gusta, porque si el mundo fuera de niños, lo preocupante es que le estemos dejando de heredad una tierra como Dios manda.
Habrá que vestirse de rojo por lo del dragón...

Abrazos y linda semana, volvo.

ñOCO Le bOLO dijo...


Te diría que estamos de suerte. Dado que el monstruo Nian odia el color rojo, abundaremos en él para proteger nuestros blogs. Ya lo venía haciendo, así que, no tengo monstruos a la vista.
Simpático tu dragón, éste debe ser bueno, como la foto.
Muy entretenida la lectura.

VVRTSdCLRS
· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Muy interesante el enlace. Desde luego, lo supersticiosos que son estos chinos, me hace bastante gracia que todas sus tradiciones están llenas de superchería. No te creas que están muy adelantados, por muchos años que celebren: mira su crecimiento económico a base de energías sucias, su contaminación, su explotación laboral, sus prohibiciones, su sistema político caduco y corrupto... en realidad, en mi opinión, es un pueblo que ha ido derivando en un "surrealismo" entre oriente y occidente nada halagüeño. Yo no les envidio en absoluto.

En este Nuevo Año chino, los solteros de cierta edad (no más de 25 años,no te creas) temen ir a visitar a sus padres sin pareja y, por lo visto, está de moda contratar a personas que hacen las veces de pareja para que sus progenitores no se sientan frustrados... Prefieren la mentira a romper con el peso de las tradiciones.
Besos
p.d. Me alegra que, de alguna, me hayas invitado a volver a tu blog. A veces ocurre que marcamos distancias y nos ponemos trabas sin entender muy bien el motivo. Y es que hay gente que siempre merece la pena:)

Lucifer dijo...

Bueno, los judíos van por el cincomilsetecientos y pico;pero a tenor de cómo tratan a los de la franja de Gaza, pareciera que hay que poner BC a posteriori del número.
Si hiciéramos un calendario español con figuras de animales, diríamos que los cuatro años pasados fueron los de la Hiena; así que confío que aparezca pronto un animalillo más simpático, descartando por supuesto, al camaleón.

Piruja dijo...

Hola volvo, dicen que la confianza da eso...., perdóname ya que no se que pasa que siempre te dejo para luego y ese luego no llega, no estoy teniendo un buen "año" del mono y me pasa eso que me estoy quedando atrás en todo, pero una cosa si, no me olvido de ti:)

Besos.

Noelia dijo...

Nunca te acostarás sin saber una cosa más. Curioso el artículo, me ha gustado.

Respecto a lo de quedarse atrás, opino lo que Ginebra, tampoco pienso que están tan adelantados en muchas cosas y tampoco soy de supersticiones, creo que limitan demasiado.

Besos por duplicado

volvo dijo...

Hubiese preferido publicar la entrada que tenía en mente, Entre palmeras, pero, como viene ocurriendo en los últimos meses, la falta de tiempo me lo impidió. El enlace ya lo tenía localizado cuando me informé sobre la festividad, como me pareció "ligero" y ameno no dude en dejar constancia. ¿La herencia? no sé, no sé lo que quedará para nuestros descendientes pero desearía que por lo menos pudiesen respirar. Abrazos para ti también.


El "rojo" que no nos falte nunca, Ñoco es el mejor consuelo que tenemos. Creo que los dragones son mejores que los humanos, al menos por naturaleza: no se van matando "porque sí". Hummmm, la foto es de las pocas que pude salvar; las nocturnas se me dan fatal, seguramente porque no practico. VVRTSdCLRS también para ti.


Aquí también queda mucha superstición, Ginebra, parecemos modernos pero, en el fondo, es más una pose que una realidad (si me permites generalizar). Lo de "quedarnos atrás" iba más bien por eso de contar los años después de Cristo como si anteriormente no hubiese existido nada en absoluto. Tampoco les envidio en absoluto, como tampoco envidio el resto del mundo; en todas partes "cuecen habas", sólo que unas lo hacen en olla express y no se ven.
A mi lo que me alegra es "tu regreso". Generalmente, si alguien deja de comentar no suelo hacerlo tampoco en su espacio... por si molesto (a no ser que sepa que sus circunstancias así lo requieren). Pero, teniendo en cuenta que los ocho últimos meses lo he tenido bastante complicado para ir al día con vosotros, y que solamente visitaba a los que comentaban, sentí la necesidad de intentarlo por aquello de "no dejes que crezca la hierba en el camino de la amistad" que dijo el filósofo :) Besos para ti también.


No se le escapa nada, Lucifer, es usted un demonio. Y como no sabía la fecha de los judíos... llego a la conclusión (si es que las hay) de que, dependiendo del cerebro que sume, uno más uno no siempre da el mismo resultado, o eso me parece a mi. Muy bueno, lo del calendario español!! En fin, eso esperamos la mayoría: a ver con qué nos sorprenden. Me alegra enormemente verle por aquí. Besos.


Tranquila, Piruja, esto va por épocas, lo sé bien. Además, eres de l@s que se han "empeñado" en mantener esta casa con vida. El año acaba de empezar así que tienes mucho tiempo para intentar "cambiar" las cosas; según dicen, ello depende en gran medida de uno mismo. Ánimo, ya sé que no te olvidas. Besos para ti también.


Me pareció un reportaje muy ameno, claro y conciso, Noelia, no un "tocho" de esos que se tienen que leer con lupa y diccionario :) así que no lo dudé. La idea era otra, más que nada porque, según ellos, es mi año (ya veremos!). Te digo, entonces, lo mismo que a Ginebra. Besos, besos.



Esmeralda dijo...

Pues..... diría..... qué me alegro enormemente de volver por tu casa, ya se que te has interesado por mí. De momento todo bien.

Tu enlace muy curioso ... ellos muy tradicionales pero también saben dejarlas a un lado, de vez ven cuando.

Lo dicho encantada de verte

td++++++b

volvo dijo...

Cuánto me alegra "verte", Esmeralda, la verdad es que viéndote las coletas me quito un peso de encima. Sí, las tradiciones pasan a un segundo plano cuando entra Don dinero en escena. Cuídate mucho. ++++++b para ti también.