miércoles, 10 de julio de 2013

Día 10.


Hace dos días vi pasar dos sombras y decidí ponerme en marcha en un intento de encontrarme con sus dueños, dónde viven y todo eso. El tiempo no acompaña, sin embargo ha valido la pena intentarlo porque, aunque las he perdido de vista, me ha parecido ver, a lo lejos, siluetas similares a lo que he dejado atrás. En la caverna no estaba mal, demasiado aislada, tal vez, para alguien que necesita adquirir conocimiento. A ver qué, quién, o con qué me encuentro. La curiosidad me llena de energía.


3 comentarios:

Anonymous dijo...


15 julio, 2013 at 11:44
Pues yo ya he llegado y espero ser de tu interés. Te mando toda la energía que puedo y mis mejores deseos en tu misión. Besos.

BdV dijo...

De algunos a veces es su sombra lo que permanece, con el tiempo regresa la luz y se mantiene; los días nublados pasan desapercibidos y más para los que nos molesta la luz difuminada o dispersa...
Eso

karras dijo...

Siendo Tú, energía en su más puro estado de fuerza, seremos nosotros quienes nos beneficiemos de ella. Besos.